martes, 11 de marzo de 2008

La Selección Fantasma


Argentina tenía como Director Técnico a Enrique Omar Sívori en el año 1973 y una de las premisas era clasificarse a la Copa Mundial que se disputaría en Alemania.
Sívori sabía que no se toleraría otro fracaso como el acontecido 4 años antes, cuando la selección se quedó afuera del Mundial de México, eliminada por Perú.
Esta vez los peruanos no estaban en el grupo, pero sí estaba Bolivia. La altura de La Paz era el gran escollo de la selección, como también lo había sido en la eliminatoria anterior. Había que ganar en los más de 4.000 metros de altura. Esta vez no había excusas.
Sin tener una gran experiencia como Director Técnico, Sívori fue designado en agosto de 1972 para reemplazar a Juan José Pizzuti en la albiceleste, más que nada por su experiencia en el fútbol europeo.
Pero si bien el objetivo era devolverle a la selección argentina ese lugar en el mundo que se había perdido tras el mundial de Suecia, las pretensiones de Sívori no eran muchas: quería que se le diera primordialidad a la selección. Miguel Ignomiriello era el ayudante de campo del DT y a pesar de las desinteligencias que había con la intervención reinante en AFA (en ese entonces el interventor era Baldomero Gigán), Sívori e Ignomiriello lograron entenderse, aunque sea un poco.
En septiembre de 1973 comenzaban las eliminatorias para Argentina y los rivales eran Paraguay y Bolivia. Sabiendo que los bolivianos podrían ser un problema en la altura, Sívori diseñó un plan: armar un equipo con anticipación y aclimatarlo a la altura.
Fue así que Miguel Ignomiriello se llevó unos cuantos jugadores a Tilcara a principios de agosto, para ir acostumbrándolos a la altura. Pero pronto todos se olvidaron de aquellos jugadores, inclusive la misma AFA. Rubén Glaría, Marcelo Trobbiani, Rubén Galván, Aldo Poy, Oscar Fornari, Ricardo Bochini y Mario Kempes eran los nombres de los jóvenes que emprendieron esa aventura albiceleste. A ellos se sumarían otros jugadores de experiencia, que llegaban a La Paz horas antes del encuentro, como Daniel Carnevali, Rubén Ayala y la “oveja” Rodolfo Telch.
En el libro “Matador; bibliografía de Mario Kempes”, el delantero que hizo su debut con la albiceleste en el “seleccionado fantasma”, describe el olvido: “La AFA se olvidó de nosotros y la pasamos realmente mal. Estábamos en un hotel de mala muerte y no teníamos ni para comer. Teníamos pactados dos amistosos y terminamos haciendo seis o siete a cambio de dinero. Así comprábamos las cosas en un supermercado y alguno hacía la comida. Volví con 7 u 8 kilos menos”.
Argentina comenzó la eliminatoria goleando a Bolivia en la cancha de Boca por 4 a 0. Luego empató ante Paraguay en Asunción y llegó el turno del seleccionado fantasma. El 23 de septiembre de 1973, el estadio Hernando Siles completaba sus gradas con 30 mil espectadores y el árbitro brasileño Arnaldo Coelho daba el pitido inicial.
Argentina formaba con Daniel Carnevali, Rubén Glaría, Angel Bargas, Daniel Tagliani, Osvaldo Cortés, Roberto Telch, Rubén Galván, Aldo Poy, Oscar Fornari, Rubén Ayala y Mario Kempes. Bolivia lo hacía con Conrado Jiménez, Luis Iriondo, Walter Costa, Hugo Pérez, Miguel Antelo, Juan Fernández, Freddy Vargas, Eduardo Angulo, Mario Meza, Raúl Morales y Nicolás Linares.
A poco de comenzar el encuentro Kempes tuvo su oportunidad, pero la desperdició. Luego tuvo una chance Bolivia tras un error del defensor Bargas, al darle un pase atrás a Carnevalli que el arquero no alcanzó. Pero a los 18 minutos el “Hueso” Glaría le dio un pase a Poy, quien la jugó rápido por la izquierda para Ayala y el "Ratón" mandó un centro al área, para que Fornari, con una increíble “palomita” concretara el único gol del encuentro. En la segunda etapa ingresaron Bochini y Trobbiani, pero ya el resultado estaba sellado. La Selección Fantasma había cumplido su objetivo.

15 comentarios:

Vico dijo...

Lindo recuerdo, un caso rarísimo en el fútbol mundial. Aquella selección fue realmente fantasmal. Incluso el héroe de aquella tarde, Fornari, jugó muy poco (o nunca) más en la selección y casi desapareció del fútbol.
El recuerdo de Kempes (¡Kempes!) nos hace pensar en algunas actitudes los jugadores actuales, que tienen tanto dinero, tantas facilidades... En fin.
Felicitaciones por el blog.

EDUARDO CANTARO dijo...

Vico: gracias por el comentario.
Exactamente, Fornari jugó ese único partido en la selección.

Federico Guidi dijo...

Un grato recuerdo para aquellos que jugaban por la camiseta. Lástima que no sirvió de nada, porque al año siguiente se hizo un papelón en el Mundial de Alemania.

Vico dijo...

Ya que estamos en tema, recuerdo el tremendo baile que nos dio Holanda en el Mundial 74, el más extraordinario que le dieron jamás a la selección. Y eso que teníamos jugadores buenísimos: Perfumo, Brindisi, Babington, el Loco Houseman, Kempes... No hace mucho Perfumo recordó que después del segundo gol holandés (20m del primer tiempo) Carnevali fue rápido a buscar la pelota adentro y Perfumo le dijo que no se apurase. "¿Por qué?", preguntó Carnevali asombrado. Perfumo le contestó: "Porque si nos apuramos nos meten diez".

Federico Guidi dijo...

Quisiera saber si la historia de la Selección Argentina tiene algún capítulo de gloria. No me vengan con la Copa de 1978 teñida de sangre y con partidos arreglados por la dictadura militar. Ni con la Copa de 1986 ganada con un gol con la mano (cuando Tulio se la hizo a Argentina en una Copa América todos lloraron). ¿Alguna Copa América? Pasaron muchos años. ¿Los JJ.OO. de Atenas 2004? No jugaron contra nadie.

El fútbol argentino se debe un título que acredite su tan mentada superioridad. Y es algo en que los argentinos están equivocados. Acaso porque es el único ámbito donde por un instante pueden sentirse los mejores del mundo.

Fernando Arias dijo...

la selección argentina no tiene ni un solo capitulo de gloria, aún así, diría que supera holgadamente a federico guidi en ese item (gloria)

Vico dijo...

Sr. Federico:
Si usted quiere demostrar que los argentinos podemos ser muy arrogantes, está en su derecho, y hasta es probable que tenga razón, yo mismo estoy dispuesto a dársela, pero entonces deberá buscar un ejemplo favorable a su tesis. Me temo que en este caso ha elegido una línea de argumentación errónea.
En nombre de Pedernera, el Charro Moreno, Angelito Labruna, Di Stéfano, Maradona, Passarella, Kempes y tantos otros muchachos le mando un saludo blanquiceleste.

FG dijo...

Vico:

Soy argentino y me avergüenza este país por su sociedad, su idiosincrasia y su soberbia. Su tesis, Sr. Vico, es muy débil. Lo único que hace es nombrar apellidos de futbolistas, algunos de ellos fallecidos y otros que ya no están en actividad.

Le reitero:

La Copa de 1978 estuvo teñida de sangre y con partidos arreglados por la dictadura militar. La Copa de 1986 fue ganada con un gol con la mano. ¿La última Copa América? Pasaron 15 años. ¿Los JJ.OO? Un torneo de barrio es más serio.

La República Argentina (y no el fútbol argentino) se debe algo que acredite su tan mentada superioridad. El fútbol es el único ámbito donde los argentinos pueden sentirse los mejores del mundo. Y no lo son.

Anónimo dijo...

HUBIERA SIDO BUENO QUE OMAR SÌVORI DIRIGIERA A LA ARGENTINA EN ALEMANIA 74, POR SU FIGURA Y TAMBIÈN CON ESOS JUGADORES, LA VERDAD DIRIGIÒ BIEN A LA ALBICELESTE.

Anónimo dijo...

Thanks for the post. Cognitive.

Anónimo dijo...

thanks for sharing such article useful information.

Anónimo dijo...

HUBIERA DIRIGIDO SÌVORI A LA ALBICELESTE EN ALEMANIA 74, TENÌA JUGADORES BUENOS, Y HUBIERAN LLEVADO A CARLOS MORETE, VICENTE PERNÌA ROQUE AVALAY, ANTONIO ROSL, ETC.

Anónimo dijo...

Escuchen bien,para esos pelotudos que dicen que Argentina no tiene gloria,parece que estan muy borrachos.Argentina es el seleccionado que mas copas gano a nivel mundial,en seleccion y en clubes.Llegamos a 4 finales de los mundiales en los cuales ganamos 2.Tuvimos y seguimos teniendo a los mejoires jugadores del mundo,asi que no se vengan a decir que no tenemos gloria,porque lo dicen por bronca,porque ustedes no saben jugar,no saben llenar una cancha con hinchas desesperados por ver a su seleccion y su mejor jugador y encima del mundo que es Lionel Andres Messi.y para que te quede bien claro,tenemos 14 copas America y en la final de los juegos olimpicos si que jugamos contra una seleccion buena,porque ningun partido es facil,pero lo que pasa q ustedes nos tienen bronca a nosotros por ser los mas grandes del mundo ;) ganen algo,despues hablamos hijitos nuestros.

muyayoluque dijo...

el que fue un fantasma fue el arbitro chileno Ormazabal que le robó el ultimo partido a Paraguay con un penal inventado en la bombonera para Argentina...con un empate Argentina se quedaba fuera del mundial 74 y sin organizar el mundial 78....pero bueno la mafia del futbol esta a favor de Argentina y Brasil en este lado del continente....

Anónimo dijo...

Para Alenania 74, Omar Sívori los hubiera dirigido y con jugadores como Zanabria, Carlovich, Morete, Bianchi que destacaba en Francia, Pernía, Buzzo, Killer, etc.
Argentina incluso hubiera sido finalista¡¡¡¡¡